Autor: Omar Pérez Santiago

Precio:$5.000

 

 

El presidente Salvador Allende despierta en el año 2013, después de 40 años de su muerte, a unas cuadras de La Moneda. Camina por una calle de Santiago y nada es lo que era.  Lo último que recuerda Allende es el Palacio de La Moneda en el intenso momento de la ruptura chilena, la fractura sin horizonte del 11 de septiembre de 1973. Aviones de la fuerza área la habían bombardeado y los ladrillos eran humo, grietas y escombros.

La Moneda arde. Esa imagen dio la vuelta al mundo y conmovió a toda una generación en el globo. Jóvenes de otras latitudes y países que salieron a la calle y lloraron. Allendistas que sufrieron, que fueron castigados. El amplio pueblo pobre allendista con sus barrios y  poblaciones ocupadas militarmente. Y luego vinieron los libros, las películas, las obras de teatro, las pinturas. Las avenidas, calles, plazas, hospitales que llevan el nombre de Salvador Allende.

¡Qué enorme mito!

Ahora que el presidente Allende -uno de los personajes públicos más importante de la moderna historia latinoamericana- camine de nuevo por las calles de Chile, es del todo plausible. Que un mito camine por la calles de Santiago no debería ser extraño, por lo menos en la literatura de imaginación. La muerte, por lo demás, es tan extraña que no resulta increíble creer en la vuelta de alguien. En ese sentido, como todas las celebridades y sus mitos, son un símbolo que no pertenece a nadie y nos pertenece a todos

 

 

 

 

 

 

Autor: Michael Strunge / Traducido por Omar Pérez Santiago

Precio: $10.000 

 

 

 

Pablo Lacroix
Pensar en el poeta Michael Strunge es pensar en una revolución, en una rebelión del idioma, que colinda entre los planos del amor, lo fúnebre y el aliento desgarrado de la estética punk. Leer a Strunge es leer un corazón ardiente, hiperbólico y legendario. 

Virginia Wood 
El poeta Michael Strunge, el “poeta alado de Copenhague”,  me fascinó desde el comienzo con su poesía urbana. Esto fue una revelación desde un país tan lejano, y desde una cultura que casi desconozco. 

Anita Montrosis 
La escritura alucinada del poeta  Strunge, es musical. Nos transporta. Aborda el amor al límite, es bellamente lúgubre y la ubica en una época que no es temporal, entonces requiere ser enseñada. 

Fabian Burgos
El poeta Michael Strunge, tal cual caíste en este país de frío, barricada y piedra, cuerpo y palabra, tras 28 años atravesando desnudo el universo.

Emersson Perez 
Me parece ver al poeta  Strunge en los poetas jóvenes locales de aquellos años como; Gladys Gonzales en su “Gran Avenida”, Oscar Saavedra en su “Tecnopacha” o Diego Ramírez con “El baile de los niños”, no es tan difícil imaginarnos a Strunge en el metro de Santiago o declamando sus poemas en un bar con mala iluminación.

Oscar Saavedra Villarroel 
Me llamó la atención -de una- la tragedia de este poeta-pasión-locura-divino-tesoro (vida y poema: ídem): un mito, una leyenda; un punketa que se atrevió a escribir,  describir un tiempo, su tiempo y vivirlo a concho hasta el tánatos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Autor: Enrique Pérez Arias

Precio: $15.000

 

  

¿Qué ocurre cuando viajamos de un  lugar conocido y seguro a otro desconocido e impredecible? ¿Qué buscamos cuando nos sometemos voluntariamente a la emoción de ocmpartir una dicha infinita con alguien desconocido en un momento fugaz? ¿Cómo enfrentamos la posibilidad del amor perenne con el dolor de no poder retenerlo? 

El antropólogo y profesor universitario Enrique Pérez Arias, en sus numerosos viajes por el globo, ha sido testigo de experiencias sentimentales, desventuras y amores imposibles. 
Escribió éstos cuentos de peregrino surgidos de la marginación vivida en esos andares. Es un trotamundos que se involucra, corre el riesgo y halla en el camino soplos de plenitud, dichas vaporosas y alguna sensación de libertad. Son cuentos que agradarán a personas como usted, que no desea someterse a la rutina, a la desidia y a la soledad del sedentario. Cuentos que disfrutarán personas como usted que, en lugar de quedarse sentado, sale a buscar la posibilidad de ser feliz, así sea un instante breve y efímero.

 

 

 

 

 

 

 

Autor: Daniel Tobar

Precio: $10.000 

 



Verónica es una novela, sin embargo, el cincuenta por ciento de su ambientación es la realidad de una gran parte de Chile. Es un trabajo de indagación antropológica donde se muestra a la sociedad civil organizándose independientemente del sistema Estatal-político imperante. A través de Verónica vemos como esta se hace cargo de los perros abandonados, de los drogadictos sin porvenir, de las niñas prostituidas, de la doble vida laboral de las mujeres, de la lucha contra las mafias cocaineras, del amor incondicional...

Verónica no se queja, nada pide; "Llegué a la conclusión, que es mejor seguir mi camino como hasta ahora, sin partido político, pero con mis propias ideas ante las cuales las mujeres y la juventud se sienten enormemente atraídas y por eso me aplauden y estimulan para que yo continúe en mi línea, con mis planteamientos, y no ceda a ningún interés ajeno." (pág. 208)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Autor: Guillermo Martínez Wilson

Precio: $5.000

 

 


Una sirena negra aparece en una aldea en la costa del sur de Chile.
Samuel es un pintor que -junto a su mujer, Nora- está refugiado en ese pueblito marino. 
Se encubren de un ambiente siniestro y sórdido.
La aparición de la sirena negra les cambiará la vida.
La cofradía de la sirena negra es una novela inusual y sorprendente con el especial humor del autor, Guillermo Martínez Wilson.
La cofradía de la sirena negra es una nueva manera de contar nuestra historia.